Tiempo de oportunidades

por | Abr 6, 2020

Durante muchos años, Venezuela ha estado pasando por procesos complicados, políticos, sociales y económicos. Y no de manera individual, cada aspecto influye profundamente en los otros. El día a día del venezolano comienza con: “A ver qué, va a pasar hoy”, esperando cualquier noticia que nos alivie las cargas emocionales que de momentos se tornan pesadas. No hay días libres para las malas noticias (inventadas por los medios o consecuencia de nuestra realidad país).

El día a día del venezolano comienza con: “A ver, qué va a pasar hoy”

Hace tiempo, cuando leí por primera vez los libros de Robert Kiyosaki y Napoleón Hill, me preguntaba cómo se pudieran aplicar estos pensamientos en este país, no veía cabida a buscar oportunidades bajo estar circunstancias “sin oportunidades”; el tiempo y un mayor conocimiento dieron varias respuestas a mis interrogantes, o mejor dicho, aclararon mis dudas. ¿Cómo cambió mi punto de vista?

Total que si uno piensa en los negocios al estilo convencional, es decir, necesito un crédito, debo publicitar mi negocio, es necesario conseguir asesores, hay que construir un sitio web y otro montón de cosas, todo suena a: “necesitas mucho dinero que no tienes”; me sentía abrumado y sin salida; la dulce realidad me demostró que solo necesitaba mayor conocimiento; no se si lo leí o se me ocurrió, pero en mi mente siempre ha sonado la frase: “El activo más importante de todo proyecto es la idea inicial”, un punto de vista que quizás tenga que ver con la búsqueda de oportunidades pero que tiene muy poca relación con los recursos económicos.

Me explico, aquí en Venezuela hacen falta muchas cosas o lo que hay disponible lo debe aceptar el público con la calidad que venga; al parecer sobra el dinero, porque todos estamos obligados a comprar un producto o contratar un servicio a un alto precio pero sin recibir la calidad equivalente al monto que uno paga. “Con tal que medio funcione”, es la programación que llevamos en la mente.

Encontrar oportunidades en este país y cómo aprovecharlas

No les hablaré de mi idea de negocio, pero si intentaré explicarles cómo encontrar oportunidades existentes en medio de esta situación país.

En primer lugar, es importante tener en cuenta que buscar oportunidades en medio de las crisis significa ser muy observador y saber escoger; no todo lo que parecer ser un buen negocio es una oportunidad, ya sea porque no estamos preparados para ello o, en la mayoría de los casos, es demasiado bueno para ser verdad; esto último significa que uno debe tener mucho más cuidado; hay personas cuyo negocio es aprovecharse de los incautos, y en medio de la desesperación podemos caer fácilmente en una oferta engañosa; ser un estafador es una forma muy mala de hacer negocios y ser estafados es un duro golpe.

Por ejemplo, si veo la oportunidad de ofrecer un buen servicio o producto y la gente está dispuesta a pagar por eso, de esta manera obtengo lo más importante de todo emprendimiento: la idea; aunque no tenga los recursos para desarrollarla al nivel que quiero (es decir, al nivel que quisiera de manera inmediata), de todas formas es el comienzo de todo; pudiendo inclusive ir desarrollándola de a poco, haciéndola crecer hasta alcanzar el punto donde sienta que estoy logrando hacer lo que quería hacer.

De allí que, en segundo lugar, aunque es lo más importante, la idea debe ir acompañada de otros 2 elementos: paciencia y constancia. Si uno va a emprender un proyecto sin poseer todos los recursos materiales, la opción no es rendirse, sino ir en cámara lenta. La ganancia rápida en medio de una crisis económica es lo que crea inflación y, al mismo tiempo, una mala administración del dinero. El comerciante que actúa así, piensa que debe ganar todo lo que pueda en el menor tiempo posible porque “las cosas aumentan de la noche a la mañana”; lo que trae también como consecuencia, que comience a caer en prácticas fraudulentas, porque no queda de otra, de allí nacen, entre otros vicios: productos adulterados, mal pesados a propósito, no declarados, falta de facturación y/o de baja calidad.

Esta es una conducta económica y emocionalmente inviable en el tiempo, quien cae en esos vicios vive una vida no solo de engaño, sino de preocupación constante, de desconfianza, de temor a ser descubierto, de ser engañado, lastimado… temor a perderlo todo. Y efectivamente, una vez que la gente se entera de sus malas prácticas, los clientes comienzan a desaparecer, a irse a otro lado para obtener lo que usted le ofrece de mala manera.

Es por eso que la idea, su activo más importante, debe esta por encima de lo que los demás hacen mal; de ahí que debe tener paciencia y constancia; debe desarrollarla a fuego lento e ir agregándole los ingredientes a medida que vaya alcanzando sus metas. Todo con 2 finalidades:

  • Actuar de forma responsable y legal
  • Asegurar su continuidad por largo tiempo

Quizás el primer punto no le convenza demasiado, pero el sentido común seguramente le dice que eso de “Asegurar su continuidad por largo tiempo” tiene mucho sentido. ¿Se imagina tener un negocio que le genere ganancias mes tras mes sin tener que preocuparse demasiado?

Entonces debe volver a observar detenidamente, para enterarse qué es lo que la gente busca, lo que necesita. Seguro piensa que mientras consolida la idea usted debe comer y darle de comer a su familia, pareciera que no hay mucho tiempo para ponerse a pensar qué va a hacer. Concéntrese en lo que saber hacer y por el camino comience a adquirir conocimientos de otras materias; para prosperar en un país en crisis, debe dejar de pensar en descansos, fiestas, vacaciones, tiempo libre… en un país en crisis esos son lujos que por un buen tiempo usted no se va a dar.

¡Es que el exceso de trabajo me puede matar! Pues bien, la verdad es que, aunque es una posibilidad que muera por trabajar demasiado (a todos nos puede atropellar un carro nada más al salir de la casa), lo más probables es que viva muchos años. Así que… deje las excusas y siga leyendo.

¿Qué oportunidades tengo, dónde las consigo? Estas interrogantes las responderá usted mismo si aprende lo siguiente:

  • Atención al cliente
  • Contabilidad
  • Estrategias de venta

Sea lo que sea que haga, su éxito siempre va a depender de este tipo de conocimientos. ¿Para qué sirven estas cosas?

Atención al cliente: Su dinero, todo su dinero, viene de los clientes; usted no se puede dar el lujo de perder clientes, debe fidelizarlos; en la mayoría de los casos, el cliente está dispuesto a pagar caro si se le trata bien, si siente que es especial para usted, si cumplimos con lo acordado.

Contabilidad: No todo lo que usted gana es para gastarlo. ¿Debe ahorrar? No, en esta situación país lo más seguro es que no le sea posible ahorrar. Lo mejor es invertir. Una parte de la inversión va para su familia y usted: comida, medicina, ropa. Pero la mayor parte de lo que usted va a hacer con el dinero es para su negocio, ese negocio que le da a usted la comida, la medicina y la ropa. Suena super fastidioso, es verdad, pero si usted no sabe de contabilidad, jamás de los jamases podrá invertir, jamás de los jamases. Si usted quiere tener dinero, debe aprender, si le fastidia aprender, vaya a una plaza a pedir limosna o espere las ayudas del gobierno; y resígnese a no salir de la situación donde está.

Estrategias de ventas: En este punto no me refiero a ser un vendedor de complementos alimenticios, esa gente que parece un religioso fanático y no habla de otra cosa. Me refiero a saber calcular cuánto es lo mínimo que usted puede ganar para colocar un producto o servicio (si no le convence lo de aprender contabilidad no siga leyendo). Hasta un bolívar es ganancia, no porque de bolívar a bolívar vaya a recaudar millones, sino que si usted le vende a la persona apropiada, esa persona puede conseguirle más clientes, más contratos, más oportunidades de ser conocido. Métase esto en la cabeza: lo mejor que a usted le puede pasar es que se haga famoso haciendo lo que hace: ya sea que venda café en vasos de plástico o sea zapatero, o disfrazándose de superhéroe en la plaza para que le tomen fotos con niños. Si la gente sabe que usted es el mejor en lo que hace, los clientes (y el dinero) le lloverán.

En resumen:

  • Sea observador (lo más importante de todo negocio es la idea), solo así encontrará la oportunidad
  • Haga bien su oficio
  • Tenga paciencia y constancia
  • Olvídese de darse un descanso
  • Aprenda atención al cliente, contabilidad y estrategias de ventas
  • Sobre todo: abandone la idea de caer en los vicios de los demás comerciantes, eso con el tiempo le causará más pérdidas que ganancias

Espero sus comentarios y consultas sobre este tema.

Te puede interesar

El incidente VEX

Desde la puesta en marcha de VEX Venezuela Exchange a principios de noviembre de 2020, la dinámica del Petro tuvo un antes y un después. Durante este período hasta hace unos días, era posible acceder a la plataforma desde fuera de la frontera venezolana; sin embargo, al día de hoy ya no es posible hacerlo.

Leer más

Noviembre de VEX

¿Qué ha sucedido desde que salió al ruedo VEX? ¿Cómo ha afectado al mercado secundario? ¿Imponer o convencer? En este artículo analizaremos brevemente qué ha pasado en noviembre.

Leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a PetroMap

Visítanos en www.petromap.org

Canal Telegram CanalPetroMap

¿Quiénes somos?

Directorio de emprendimientos apoyando el ecosistema para el Petro en Venezuela