ANÁLISIS | ¿El Petro sustituirá al Bolívar?

por | Abr 12, 2021

Respuesta corta: No.

Otra respuesta corta: ¿Qué?

Otra más: ¿Quién dijo eso?

Hace un tiempo atrás estuve tuiteando con un negacionista del Petro, le explicaba que el mismo es una stablecoin, cuyo valor se calcula en base de bienes materiales como el oro, el diamante y el petróleo (entre otros). El personaje me insistía (de manera muy apasionada por cierto) que no, que más bien el gobierno debería crear un Bolívar Digital con un valor basado en las riquezas minerales como el oro, el diamante o el petróleo (entre otros). “Es decir, como el Petro”, le respondí yo. Y él insistía que no, que el Petro no era una criptomoneda, que no era legal, que la Constitución y las leyes solo hablan de Bolívar. Total que la única diferencia que había entre mi defensa del Petro y su defensa del Bolívar Digital se trataba más bien en el nombre del criptoactivo; al final él estaba de acuerdo conmigo sin darse cuenta y yo lo vacilé un buen rato.

Respuesta larga

La tendencia actual de muchos países es cambiar el sistema financiero mundial a uno que sea más plural, seguro y que no pueda ser usado como forma de amenaza o castigo por potencias o corporaciones. Es decir, acabar con la hegemonía del dólar. De modo que, con la creación de las monedas digitales, se abrió la oportunidad de plantear una economía basada en criptoactivos, donde cada nación tendrá el control total de sus finanzas, sin tener que pasar por entes reguladores parcializados o controlados a conveniencia; es decir, para que cada país tenga la oportunidad de hacer sus negocios sin pasar por la prima nocta que imponen quienes se creen amos del mundo.

Con la creación de las monedas digitales, se abrió la oportunidad de plantear una economía basada en criptoactivos

La creación del Petro, por tanto, no responde al capricho o a un “invento espectaculoso” del Presidente Hugo Chávez, llevado a cabo por el Presidente Nicolás Maduro; pues no, la aparición del Petro era el paso lógico que había que dar y alguien tenía que picar adelante, en este caso Venezuela, aunque no es pionera al respecto, si fue el primer país que habló abiertamente de su intención de tener una criptomoneda.

¿Cuál es el problema del Petro según las “grandes mentes” de economistas contrarios a su implementación? El problema que tienen con el Petro se basa en error de conceptos o la intención que ellos mismos se inventaron. Esto va más allá de negar que el Petro sea una stablecoin, que lo es. O que el Petro no puede ser un una criptomoneda porque “no cumple con las características propias de una criptomoneda”, ya que dichas características solo existen en el imaginario de quienes le hacen guerra al Petro, es que se basan en aspectos que no están ni escritos, ni legislados, ni establecidos dentro de una normativa que responda a la lógica; solo es parte del deseo de que este criptoactivo no funcione.

Uno lee afirmaciones como: “existen stablecoin que si llenan estos requisitos” o “se ha demostrado que las stablecoin no funcionan”. Al buscar un poco sobre el tema de las stablecoin, me he encontrado que, además del Petro, existen muy pocas que tengan el perfil entero que demuestren que son stablecoin (acaso 2 buscando muy profundamente) y su utilidad o fracaso no ha sido comprobada. De modo que tales afirmaciones carecen de una base que las sustenten.

Se esgrime en contra del Petro que debería pensarse en más bien digitalizar al Bolívar convirtiéndolo en un criptoactivo calculando su valor en riquezas minerales como el oro, el diamante y el petróleo (entre otros)

Los negacionistas del Petro se lanzan también en la aventura de afirmar que el Petro pretende sustituir al signo monetario venezolano, que busca la destrucción del mismo. ¿De dónde sacan esto? Ni idea, pero es el “rumor” que se escucha y se lee por ahí. Otra cosa que también se esgrime en contra del Petro es que debería pensarse en más bien digitalizar al Bolívar convirtiéndolo en un criptoactivo calculando su valor en riquezas minerales como el oro, el diamante y el petróleo (entre otros, jejeje me suena esto), es decir, que el Petro no se llame Petro sino Bolívar Digital o Cripto Bolívar (Bolívar Coin no porque ya existe una iniciativa privada llamada así). De ahí 2 errores: 1) el Petro no es para sustituir al Bolívar y 2) el que no se incluya el nombre de este personaje importante de la historia venezolana, no descalifica al Petro como un bien para uso legal. De ser así, tampoco se pudieran usar, por ejemplo, piedras preciosas para comprar una casa, porque la Constitución y las leyes no mencionan a cada una de ellas para realizar intercambios comerciales o las piedras preciosas no incluyen en su nombre a Bolívar, Diamante Bolívar, Zafiro Bolívar, etc.

Siempre y cuando uno posea un elemento digital que sea aceptado para la compra y venta de bienes y servicios, que ese elemento sea emitido por la nación, cuente con una plataforma que facilite su usabilidad y además dicha plataforma esté regulada por el Estado Venezolano, el Ecosistema Petro puede coexistir con el Bolívar, sin competir, sin sustituirlo, más bien como un elemento para su fortalecimiento. Esto último ocurrirá incluso si el Bolívar pasa a la modalidad digital y deje de usarse en efectivo.

El Ecosistema Petro puede coexistir con el Bolívar, sin competir, sin sustituirlo, más bien como un elemento para su fortalecimiento

¿Por qué el Petro?

Si no es para reemplazar a nuestro signo monetario, ¿por qué carrizo se creó el Petro entonces? Precisamente para que Venezuela siga la tendencia a cripomonetizar de la economía mundial, para que entre en ese carrusel cómodamente. A nivel personal, esto se demuestra cuando cualquiera de nosotros tiene una cuenta en PetroApp, la misma incluye, además de la cartera Petro, otros criptoactivos de uso internacional. Esto quiere decir que usted puede adquirir diversos criptos mediante la plataforma VEX y pagar bienes y servicios fuera de Venezuela.

Claro, el Petro tiene varios atributos a los que debemos prestar atención: 1) se puede “tradear” (comprar y vender petros para ganar dinero); 2) su valor aumenta día a día, afianzando sus ahorros; 3) existen tiendas en Venezuela que lo aceptan como forma de pago (por cierto, ¿conoces a PetroMap?; 4) de a poco se suman instituciones del estado que aceptan petros para pagar las tarifas de los servicios que ofrecen; 5) es la forma moderna de ahorrar dinero; 6) se pretende usar al Petro para establecer los sueldos y salarios, cálculo de impuestos y aranceles y 7) los beneficios que usted se pueda imaginar siempre y cuando apoye a este criptoactivo.

Así que, déjese de inventos, el Petro no es para sustituir al Bolívar. Más bien, el Petro y el resto de criptomonedas son para sustituir al dólar (y demás fiat la verdad).

Te puede interesar

Ante la encrucijada, Venezuela despliega una Cayapa Heroica

Iniciativas como la Cayapa Heroica, en la que el aprendizaje colectivo es fundamental, apuntalan una soberanía tecnológica horizontal, democratizadora y participativa que, además de proponer soluciones nacionales, buscan el bien común de manera colaborativa.

Leer más

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Únete a PetroMap

Visítanos en www.petromap.org

Canal Telegram CanalPetroMap

¿Quiénes somos?

Directorio de emprendimientos apoyando el ecosistema para el Petro en Venezuela